Si me siento bien, Aprendo mejor. Lo que debes de saber como Padre

Emociones influyen en el aprendizaje
Casi siempre, los padres y docentes prestan demasiada atención al rendimiento académico de los niños. Nos interesa que lean, escriban, sumen y resten cuanto antes, porque creemos que de esa manera tendrán más éxito en la vida.

Sin embargo, la realidad nos dice que esto no siempre es así. Diversos estudios muestran casos de personas que aunque tuvieron un buen récord académico en la escuela o en la universidad, no logran realizarse a nivel personal ni profesionalmente, y
tampoco tienen una participación activa en la sociedad. Dichos fracasos se han explicado diciendo que estas personas no
han recibido una educación emocional oportuna
y adecuada y por eso carecen de confianza en sí mismos y no se sienten bien con los demás.

La vida emocional de los niños cumple un papel primordial en el aprendizaje y en los logros educativos. Esto
quiere decir que estos aprenden mejor si sus necesidades, intereses, deseos y expectativas son tomados en cuenta
en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y si el clima emocional en que actúan es positivo. Cuando estos dos aspectos no se dan, el proceso fracasa o tiene serias dificultades.
 
Sabemos que el niño aprende no solo en el jardín o kínder infantil sino también en la familia. Es necesario que estos dos espacios se cree un clima emocional positivo donde se acojan sus iniciativas y se fomenten la expresión de sus
gustos, preferenciales y opiniones, sin criticar o juzgar lo que expresan.
mejor padre
 Al niño que le gusta pintar debemos alentarlo y proporcionarle situaciones que favorezcan este interés; en el
caso de la niña a la que le gusta bailar, favorecer situaciones que le permitan expresar mediante el baile.
Cada niño tiene gustos y preferencias individuales, es decir a ser diferentes. Otros aspectos importantes en el desarrollo de los niños es el reconocimiento de que existen emociones que favorecen los aprendizajes, como el entusiasmo y la alegría que experimentan cuando hacen lo que les gusta y pueden hacer, como otras las entorpecen, como la ansiedad, el miedo que sienten cuando se les obliga a hacer lo que quieren, o todavía no están preparados para realizar. Por lo tanto, es importante saber cómo se están sintiendo nuestros niños, de esta manera, ellos pensaran mejor resolverán con más facilidad los problemas y aprenderán más.

loading...

Mas Material en tu Correo

Respuesta

wordpress counter