El Leñador Honrado – Cuento

Nuestra historia comienza en una pequeña casa donde vivía un pobre leñador que trabajaba duro día tras día y al final de la jornada llegaba para poder descansar unas horas antes de volver a trabajar.

Un día, a la vuelta de su duro trabajo, cuando se encontraba cruzando un pequeño puente sobre el río, tuvo la mala suerte de que el hacha cayó al agua.

Nuestro querido leñador empezó a ponerse muy triste ya que era su herramienta de trabajo y sin ella ya no podía ganarse el pan para comer.

En ese mismo instante apareció una bella ninfa sobre las aguas y le dijo al leñador que no se preocupase, que ella recogería su hacha y la devolvería.

Al rato apareció con el hacha y la puso sobre sus manos.

El leñador se sorprendió y le dijo que esa no era su hacha, ya que esta hacha era de oro.

A raíz de eso, la ninfa se sumergió otra vez y sacó un hacha de plata.

El leñador cogió esta segunda hacha y de nuevo volvió a decir a la ninfa esa hacha tampoco era suya, así es que entro de nuevo y finalmente sacó un hacha de hierro.

El leñador se puso muy contento porque es así era su hacha, por lo que la ninfa se dio cuenta de la honradez del hombre y decidió regalarle las otras dos hachas debido a que prefirió la pobreza a la mentira, lo que demostraba que era un hombre íntegro y de muy buen corazón.

loading...

Mas Material en tu Correo

Respuesta

wordpress counter