Saltar al contenido

Actividades para enseñar a pronunciar la R

Se le conoce como rotacismo al trastorno de dislalia selectiva, que consiste en la incapacidad de pronunciar el sonido rr. Suele ser pasajero, pues es uno de los fonemas que más cuesta aprender a pronunciar. Mediante actividades rutinarias le puedes enseñar a pronunciar la R.

Actividades para enseñar a pronunciar la R

Por qué no puede pronunciar la R

Existen dos causas principales por las cuales un niño tiene rotacismo:

  • La incorrecta posición de la lengua y el aire.
  • Un problema físico, como hendidura de paladar o frenillo sublingual.

En muchos casos se debe al uso del chupete por más tiempo del adecuado. Incluso, puede ocurrir debido a la sobreprotección y mal ejemplo, recuerda que ellos aprenden a pronunciar imitando el sonido que escuchan.

Cuando acudir a un especialista

Si ya le intentaste enseñar a pronunciar la R de distintas formas y aun no lo ha logrado, es necesario ir con un especialista. Primero, consúltale al pediatra, para determinar si se debe o no a un problema físico, y en tal caso te instruirá en cómo solucionarlo.

De no ser así, se trata de un Logopeda a quien debes acudir. Te podría ayudar a corregir el problema, reeducando sus procesos de articulación del lenguaje.

Prácticas actividades para enseñar a pronunciar la R

Recuerda que, antes de enseñarle a pronunciar la R, debes procurar que quienes lo rodean le den el ejemplo. Además, todos deben contribuir a poner en práctica estas actividades mientras estén con el pequeño.

Canciones y cuentos

En internet puedes encontrar muchos cuentos, historias y trabalenguas específicos para entrenar el sonido de la rr. Además, en las canciones en español es un sonido casi siempre presente. Es mejor si pueden leer, recitar o cantar juntos, eso lo motivará a no rendirse.

Coreografía bucal

Un ejercicio que puede hacer cada vez que tenga oportunidad, es hacer figuras con la lengua, como si estuviera intentando dibujar algo. Incluso puede imaginar que la boca es una casa y la lengua una escoba, que procure limpiar cada rincón de la casa.

Hazle saber que cuenta con tu apoyo, y que juntos podrán solucionar ese problema. Dentro de poco, estará imitando el sonido de los autos a la perfección y tus esfuerzos por enseñar a pronunciar la R no habrán sido en vano.

Mas Material en tu Correo