Cómo enseñar a los niños a hablar

Los niños comienzan a expresarse con pequeñas palabra alrededor del primer año de vida. Es mucho lo que los padres pueden hacer para ayudarlos a desarrollar el habla correctamente. Lea aquí 8 maneras para incentivar el habla en los niños.

Técnicas que pueden usar los padres para enseñar a los niños a hablar

Permítale tener la iniciativa

Como padre, resista el impulso de preguntar al niño que quiere cuando está buscando las palabras. No se adelante a decir: ¿Qué quieres? ¿El lápiz?, ¿el peluche?, ¿el carrito? Permita un espacio prudencial para que practique el habla

Respete el silencio del niño

Así el niño también aprenderá e esperar su turno para hablar. Si le hace una pregunta al niño: ¿Qué quieres comer? Y usted mismo responde: ¿manzana?, ¿cereal?, ¿dulce? El niño se sentirá ansioso y se frustrará. Espere que el niño responda por sí mismo.

Ajuste el lenguaje cuando hable con el niño

Escoja frases que el niño pueda entender fácilmente. Palabras sencillas y oraciones cortas son una buena opción al dirigirse al niño. A medida que crezca y amplíe su vocabulario, el habla se volverá más fluida.

Realice correcciones indirectas

Puede corregir al niño de manera que no se sienta avergonzado. Por ejemplo, muchos niños para identificar a un gato dirán “miau”. En lugar de reprenderlo y decirle que no es un “miau”, podemos afirmar: “Si, es un gato”. No intente que el niño repita las cosas tal cual como usted las dice. Recuerde que cada niño aprende a su propio ritmo

Utilice el método de expansión

Los niños pequeños utilizan muchos monosílabos. Por eso, si el niño dice: “papa”; usted podría agregar: “papa es alto”, a fin de añadir una o dos palabras más. Así, lo estará animando a hablar más y formar frases completas.

Preguntas electivas

Para ayudarlo a nombrar cosas, utilice preguntas de elección. Si el niño pide: “jugar”, puede preguntarle ¿quieres jugar pelota, o quieres jugar cartas? Y esperar que él mismo decida y responda.

 Elimine las distracciones

Los niños se distraen fácilmente. Por eso, si está leyendo con el niño o realizando cualquier otra actividad para animarlos a hablar, apague el televisor y minimice los ruidos que puedan impedir la concentración del niño.

Leer y cantar

El canto es un método sencillo y divertido que ayuda a memorizar palabras a través del ritmo de la música. Por otro lado, la lectura es imprescindible para que el niño sienta el impulso de comunicarse con quienes le rodean. Por eso, no escatime esfuerzo al leer y cantar con el niño, aunque todavía sea muy pequeño.

loading...

Mas Material en tu Correo

Respuesta

wordpress counter